Borracha le gusta por el culo

0 vistas
0%

El carro: En esta ocasión, la mujer se coloca como con rodillas y manos apoyadas sobre la cama. Luego al volver a casa nos pusimos a preparar el libro de Lolo y nos preparamos para ir a la cama y llevar de nuevo a Lolo al colegio. El varón se coloca como si fuera un puente, apoyando manos y pies sobre el suelo, pero con su rostro mirando hacia arriba. Es bien golosa y no le importa que la grabe haciendo sus puterias con tal de gozar mi chile y mi leche calientita antes de proceder a partirle el culo como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.